Mont St Michel



Según la mitología celta, el Mont St-Michel constituía una de las tumbas marinas donde eran enviadas las almas de los muertos. Cuenta la leyenda que la abadía del Mont St Michel fue fundada en el siglo VIII, cuando el obispo Aubert de Arranches recibió en sueños la visita del arcángel San Miguel. En 966, Ricardo I, duque de Normandía, entregó el monte a los benedictinos que lo convirtieron en un importante centro de saber y, en el siglo XI, en una especie de fortaleza eclesiástica, con una guarnición militar a disposición del abad y del rey. En el siglo XV, durante la Guerra de los Cien Años, los ingleses bloquearon y asediaron el monte en tres ocasiones. La abadía fortificada resistió estos ataques y fue el único lugar en el norte y el oeste de Francia que no cayó en sus manos. Tras la Revolución se usó como prisión. En 1966 la abadía fue devuelta simbólicamente a los benedictinos como parte de las celebraciones de sus mil años de historia. El Mont St Michel y su bahía se convirtieron en Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1979.




Es impresionante observar la rapidez con la que progresa la marea en la bahía que rodea el monte. El agua llega a retirarse 15 Km. y dicen que las olas avanzan a la velocidad que galopa un caballo. Así que es peligroso adentrarse en la bahía sin controlar los horarios de las mareas o sin un guía porque también son famosas las arenas movedizas. Alrededor del monte hay varios aparcamientos donde se puede dejar el coche. Están llenos de carteles que te anuncian a que hora subirá la marea y por tanto, debes retirar tu coche. Podéis quedaros tranquilos, si se queda el coche sin batería hay grúas preparadas.




El monte sólo tiene una calle, la Grande Rue. A ambos lados hay todo tipo de hoteles, restaurantes, tiendas de souvenirs y algún museo. A nosotros no nos pareció que mereciese la pena dormir en el monte, ya que una vez se hace de noche, no hay nada que hacer allí. Nosotros nos quedamos en St. Malo que está a 45 Km. más o menos, pero también se puede buscar alojamiento en Beauvoir situada enfrente del monte o en Portoson a 8 km.





La principal atracción del monte es la abadía, la cual se puede visitar (8 eur), merece la pena alquilar una audio guía que te explique los lugares por los que transcurre la visita, también se pueden hacer visitas guiadas en grupo. En verano también hay visitas nocturnas. Tuvimos suerte porque cuando nosotros la visitamos había muy poca gente. Pudimos aparcar sin problema y hacer la visita tranquilamente sin barullos y empujones, pero claro, era finales de octubre. No quiero ni imaginarme como será aquello en pleno agosto. En la visita te explican cómo se fue construyendo la abadía a lo largo de los siglos, ves los distintos estilos arquitectónicos desde el románico al gótico. Te explican como para construir la nave, el coro y los brazos del crucero de la iglesia abacial, fue preciso construir capillas inferiores sobre las que apoyar las nuevas construcciones. El extremo norte es lo que llaman la Maravilla, construida en estilo gótico flamígero. Se pueden visitar el refectorio, el scriptorium, el claustro (precioso, nos encantó) y te quedas con las ganas de ver Notre Dame sous Terre (¿habéis leído la Promesa del Ángel? Os lo recomiendo).


7 comentarios:

juan llames dijo...

Que guapo,es como estar viendo viajar o planeta finito,con todos los datos que nos das,estoy seguro que tarde o temprano me hare un viaje en moto por estos lugares.

ah espero no encontrarme con los del fuego o con los cerdos salvajes,muy divertida,gracias

La Vecina dijo...

Visto OK

Manuel dijo...

Hola morenos,
Me gusta vuestro log. Se respira aventura, viaje y amor, mucho amor.

Espero que tengáis unas felices Navidades y que os curréis otro viaje del que no tengáis actualizados.

Manuel.

Yolandabri dijo...

De esto tpc había oído hablar nunca. Soy algo inculta :) El resumen de la construcción de la abadía me recuerda un poco "Los Pilares de la Tierra" (muy apropiao ahora q va a salir la segunda parte). A ver si macuerdo del título del libro xa cuando acabe de leer todo lo q tengo pendiente :D

vermell dijo...

Saludada quedas!

de momento me he pasado por todas las fotos (cierto, todo muy bonito, pero me quedo con las de Noruega). Con tiempo profundizaré en los textos, a ver si puedo sacar algo en claro para organizarme las próximas vacaciones! ;)

Besos!

Anónimo dijo...

Acabo de terminar de leer el libro de La promesa del Angel que me recomendaste, y la verdad es que al principio me costó un poco engancharme (quizá porque lo empecé en Almeria y tenía demasiadas distracciones, je,je!!) pero pronto me enganché a la historia de Fray Román y Moria y de la construcción de la Abadía. Y aunque ya me habías enseñao las fotos, ahora sí que disfruté viéndolas e imaginando a la prota corriendo por las cuestas del Monte y excavando en la Cripta...
Muuuu chuuulo!!!!
Un besín.
Dani

Maru dijo...

solo tengo 13 años y ya abia leido LA PROMESA DEL ANGEL antes, y la verdad es q me apaciona la historia .Estoy feliz por aber comprado este libro y deprimida por no poder vivir en aquel relato lleno de historia , de tragedias y de amores imposibles.La verdad me cautivo el final no pude evitar deramar algunas lagrimas ........espero poder visitar la abadia en un futuro.