Vitre


Salimos de Rennes, nuestra siguiente noche la haríamos en St. Malo, pero decidimos dar un poco de rodeo y visitar Vitre, ya que habíamos leído que era un pueblo muy bonito y fuera de los circuitos del turisteo. Así que "pa yá" fuimos.
De camino a Vitre paramos a tomar un café en Chateabourg. Allí vivimos una anécdota muy graciosa con un camarero que nos tomó por ingleses y decidió ponernos los cafés más asquerosos que hayamos probado nunca!



Vitre rivaliza con Dinan en ser una de las ciudades medievales mejor conservadas de Bretaña, sólo que Vitre, dicen, tiene muchísimos menos turistas y da la impresión así, de ser un pueblo más tranquilo. Nosotros no tuvimos problemas de turisteo en ninguno de los dos sitios, pero sí que es verdad que en Vitre estábamos solos por las calles y que en Dinan vimos los primero autobuses de turistas! Pero vamos, en las fechas que viajamos (octubre) no tuvimos follones en ningún sitio.

El patrimonio de la ciudad de Vitré es de una enorme riqueza. Es una de las ciudades de Bretaña que mejor conserva su aspecto anterior con sus mansiones con porches o sus chaflanes de madera, sus murallas, su patrimonio religioso, sus viejas calles, etc. Vitré es el perfecto ejemplo de una ciudad que ya tiene 500 años.

El castillo de Vitre esá sobre una colina que da al río Vilaine, se construyó en 1060 y se expandió durante los siglos XIV y XV. Se puede visitar el museo y pasar al patio, en una de las alas del castillo está el ayuntamiento.


La estación de tren se construyó en 1855, tiene la forma de un pequeño palacio neogótico y está situada en el mismo centro de la ciudad, exactamente al sur de la ciudad amurallada.

En esta ocasión no os podemos recomendar dónde alojaros o comer, porque fue una visita corta de camino a otro punto. Con medio día libre se puede visitar el pueblo. De todas formas está lleno de "creperias".


1 comentario:

irene_xiana dijo...

Lo mejor de un blog como este es uqe puedes viajar sin moverte de la silla, pero lo que más me gusta es que me pongan los dientes largos y que me den destinos nuevos que visitar...

un besoo