Budapest

Así como Praga es un destino que no defrauda y a todo el mundo le gusta, no se puede decir lo mismo de Budapest.

A esta ciudad hay que viajar “abierto de mente”. El trayecto de la estación al hotel lo decidimos hacer a pie, porque estaban muy cerca y queríamos sentir el ambiente. A cada paso que dábamos nos arrepentíamos un poco más de no habernos quedado toda la semana en Praga. Esta fue la primera impresión, la de una ciudad cochambrosa, cutre y peligrosa. Conforme pasaron los días y fuimos conociendo la ciudad, la fuimos viendo con otros ojos. Todo está muy estropeado, las calles son bastante caóticas, los autobuses y tranvías parecen de otro siglo, casi todo se cae a pedazos, pocos edificios están rehabilitados o simplemente “limpios”. La mejor forma de conocer una ciudad, siempre digo, es callejeando y pateando, es la manera de encontrar rincones con encanto, sitios a salvo de los grupos de turistas, cafés, tiendas o restaurantes que no salen en las guías. De este modo nuestra opinión fue cambiando. La ciudad, a pesar de las apariencias, es muy tranquila, la gente muy agradable y educada, en todas partes hablan inglés (habíamos leído que por ser un país ex comunista, los únicos idiomas que hablaban eran ruso o alemán). Realmente, si los edificios están tan deteriorados en por carencia de fondos, el nivel de vida es muy bajo (el salario mínimo está fijado en 225 euros y el salario medio es de 600 euros). La impresión final es que Budapest es un Ave Fénix que renacerá de sus cenizas. Estoy deseando volver dentro de unos años y ver qué me encuentro. Espero que con el tiempo recupere el esplendor perdido, que en muchos de sus rincones recuerda a París.

La ciudad de Budapest surgió en 1873 con la unificación de las ciudades de Buda en la orilla derecha y Pest en la orilla izquierda del río Danubio.


BUDA

La Colina del Castillo ha sido declarada Patrimonio Cultural Mundial por la Unesco. En ella se encuentran los principales museos de Budapest (la Galería Nacional, el Museo de Historia de Budapest) y desde arriba se tienen unas vistas impresionantes del Danubio y los puentes que unen sus dos orillas. Se puede subir a pie por la Escalinata Real o coger el Siklo, funicular del siglo XIX.


El recinto amurallado se divide en dos zonas muy diferenciadas: la parte norte era el antiguo asentamiento medieval, hoy una zona residencial muy tranquila. La parte sur es el recinto del Palacio Real.








Es aquí, en la Colina del Castillo donde se encuentra el Bastión de los Pescadores. De estilo neogótico fue construido en 1905.








Junto a la Colina del Castillo se encuentra la colina de Gellért. En este distrito se encuentran tres famosos baños: Gellért (probablemente sean los más conocidos y también los más visitados), los baños Rudas y los Rac. Si queréis visitar alguno de los baños de Budapest visitad la página oficial antes. Hay que saber que hay baños mixtos, otros tienen unos días de mujeres y otros de hombres, otros tienen una parte mixta y otra por sexos. La entrada es un depósito, de modo que si sales antes del tiempo pagado te devuelven dinero. También hay que pagar por las taquillas y por las toallas.


PEST

El distrito centro de Pest es Belvaros, es la zona comprendida entre Ferenciek Tere y Vorosmarty Tér. Entre ellas las calles son peatonales y es donde se concentra la zona comercial. En la plaza Vorosmarty ponen un mercadillo navideño con artesanía y comida típica. Pero casi en cualquier rincón tranquilo de la ciudad montan un mercadillo de ese tipo. Si tenéis la suerte de viajar en esa época encontraréis adornos navideños muy chulos y muy baratos.






Más al norte en dirección al Parlamento encontramos la Basílica de San Esteban que es la Catedral de Budapest, se puede ascender a la cúpula.





El Parlamento fue acabado de construir en 1902, y dicen, que desde su inauguración está en reformas debido a la piedra caliza que se utilizó. Es muy porosa y resiste mal la contaminación. Del Parlamento se pueden visitar la escalinata principal y tres estancias: la sala de la Cúpula donde se expone la Corona de San Esteban, símbolo por excelencia de la nación húngara; la sala de los Diputados y la sala del Congreso.








Desde la Catedral, si nos dirigimos en línea recta hacia el Danubio, llegamos a Roosevelt Ter. Esta agradable plaza se encuentra a los pies del Puente de las Cadenas y desde aquí se tienen unas bonitas vistas de la Colina del Castillo. El edificio Art Noveau con azulejos dorados es el Palacio Gresham, hoy es el Four Seasons Gresham Palace Hotel. En el extremo norte de la plaza se encuentra la Academia de las Ciencias de Hungría.








Desde la plaza Roosevelt debéis continuar en dirección al Parlamento, junto a la orilla del río para ver Los Zapatos del Danubio. Se trata de una escultura en honor a los judíos húngaros fusilados y arrojados al río en 1944. Es muy conmovedor.








Muy cerca del Parlamento se encuentra Szabadság Tér (Plaza de la Libertad). Una agradable y cuidada plaza ajardinada.









La gran avenida Andrássy Út es Patrimonio de la Humanidad. Es recorrida por la línea M1 del metro (fue la primera línea subterránea electrificada en Europa), pero la mejor forma de disfrutarla es a pie.







El Teatro de la Ópera de Hungría de estilo neorrenacentista puede visitarse en un circuito guiado que suele incluir una breve actuación musical.






Frente al Teatro de la Ópera se encuentra la Casa Drechsler de estilo art nouveau. Hasta fechas recientes albergó el Instituto de Danza del Estado Húngaro, pero actualmente está abandonada y en desuso.



Nagymezo utca es una calle transversal a Andrassy ut. Es el “Broadway” de Budapest, llena de teatros como la Opereta de Budapest.



Oktogon es la bulliciosa intersección entre Andrssy ut y la Gran Avenida de Circunvalación (Nagykörút).

La Casa del Terror es el antiguo cuartel general de la policía secreta húngara. Museo dedicado a los horrores cometidos por los regímenes fascista y estalinista.



Kodály Körönd es una de las glorietas más bonitas de la ciudad, está rodeada por cuatro edificios norrenacentistas, todos necesitan una reforma urgente, pero son rincones como este los que te hacen imaginar cómo fue Budapest en pleno esplendor.







Andrassy ut termina en Hosök tere (Plaza de los Héroes) con el monumento al Milenario. Al norte de la plaza se encuentra el Museo de Bellas Artes y al sur el Mucsarnok (Palacio del Arte). Aquí comienza el Parque Municipal, se trata de un parque de más de un kilómetro cuadrado de extensión. En el se encuentran museos, el zoológico, el jardín botánico y los baños Széchenyi.





ALOJAMIENTO Y GASTRONOMÍA

Nosotros nos alojamos en el Hotel Atrium en Pest (tiene más oferta comercial que Buda). Nos gustó mucho porque era un hotel pequeño, estaba bien situado y decorado de modo muy funcional.

Para comer os recomendamos la zona de Liszt Ferenc tér. Es una plaza muy cerca de Andrassy ut, con un montón de restaurantes. Los hay de todo tipo y precio, hay mucho donde elegir.

De esta zona, el restaurante que más nos gustó fue Fresco Café & Lounge. Lo recomendamos por dos motivos: en primer lugar, por supuesto, la comida: especialidades húngaras, al igual que en Praga, riquísimas; pero también hay platos convencionales para el que no quiera arriesgarse. En segundo lugar la decoración: lleno de guiños árabes, arcos, baños hechos con paneles traslúcidos, lámparas hechas con botellas de agua. Muy chulo! No dejéis de visitarlo.




Muy cerca de aquí, en la calle Király, encontramos una pizzería muy agradable: Magdalena Merlo. Pizzas gigantes, naturales, riquísimas y muy baratas.

Un sitio que no podéis dejar de visitar es el Café Gerbeaud, en la plaza Vörösmarty. Todo un clásico.




Otro sitio muy bueno para hacer una parada dulce es el Strudel House. Cualquiera de los que pidáis estará buenísimo seguro!.



7 comentarios:

JUAN dijo...

como siempre merecio la pena la espera.besos.

JUAN dijo...

SIGUE SIN SALIR LA FOTO,LO DE LA FECHA DE LA ENRADA LA PUEDES MODIFICAR EN LA EDICION DE ENRADA

JUAN dijo...

para que la foto te salga tienes que ir edicion de perfil y poner la foto pero creo que te lo pide como url,asi que tendras que colgar la foto en el blog o en algun otro sitio.

Anónimo dijo...

Hola, gracias por la información, es muy completa y las fotografías magníficas. Una pregunta: cuando dices que la ciudad es peligrosa, ¿a qué te refieres? Tengo pensado viajar y esa frase me ha desanimado un poco. Saludos cordiales, José Luis

habana7 dijo...

no no no, me has malinterpretado, nada de peligrosa, decía que esa era la primera impresión que daba. Todo lo contrario!!!

Carla dijo...

Se ve increíble... me encantaría poder ir, y me gustaría ver si puedo aprovechar ya que estaré unos días en París por mi trabajo. Conocen como para recomendarme hoteles baratos en Budapest? a ver si me alcanzan mis ahorros como para recorrer unos días después de mis días laborales en Francia

habana7 dijo...

Hola Carla, no te puedo decir ningún hotel barato que yo conozca. Pero en cualquier buscador de internet encontrarás algo que te entre en el presupuesto. Yo siempre busco en booking.com. Suerte