Rennes


Rennes es la capital de Bretaña. Es una ciudad bastante grande (200.000) habitantes aproximadamente. Rennes constituye un cruce desde la época de los romanos, porque se encuentra en la intersección de carreteras que unen las principales ciudades del noroeste francés.


Elegimos un hotel bastante alejado del centro, porque al viajar con nuestro coche nos preocupaba más el precio y la comodidad de las habitaciones, que la situación del hotel. Nos quedamos en el Mercure Rennes Cesson. Habíamos leído en un montón de foros que era difícil de encontrar y damos fe de ello. Pero una vez llegas y te orientas, es muy fácil llegar al centro de la ciudad porque solo hay que seguir una avenida recta hasta la estación de trenes y ya se llega bien. Nos dieron una habitación gigante (era la más grande de la planta, la 108) y genial por 50 euros: pantalla de plasma, cama king size, funda nórdica, bañera y sales de baño. Estuvimos super agusto, de haberlo sabido antes nos hubieramos quedado en Rennes más noches y desde allí visitar el norte de Bretaña. En vez de eso nos fuios de Rennes a St. Malo donde hicimos dos noches. Pero la distancia entre Rennes y St Malo no es tan grande como para no poder hacer ida y vuelta en el día. Y ya os digo que tanto la ciudad como el hotel merecían la pena (no como St Malo, pero a eso ya llegaremos más adelante).



Rennes nos gustó mucho porque al igual que Rouen es una ciudad (no como los pueblecitos que habíamos visto hasta ese momento) con un casco histórico muy bien conservado y grande, nada de cuatro casinas, sino que son calles y calles por las que pasear y perderte haciendo fotos. Con un montón de sitios para comer o tomar algo. Con muchísimas tiendas en las que cotillear y comprar cosinas. Es una ciudad universitaria con muchísima gente joven.





Pudimos ver el "esqueleto" de una casa entramada que estaban rehabilitando, sólo quedaba en pie el armazón de madera, las ventanas y el tejado, era como si la hubiesen vaciado y estuviesen colocando piedras nuevas.




El centro de la ciudad lo marca la Vilaine. Es un río canalizado que desaparece al llegar a la Place de la République. Al norte está todo el casco antiguo, peatonal, el Palais du Parlament de Bretagne y la Place de la Mairie. Y al sur los barrios más modernos. El metro recorre la ciudad de norte a sur. Es una de las ciudades más pequeñas del mundo con metro!







4 comentarios:

Anónimo dijo...

LO HE HECHO!!!!!!!!!

AL FIN ME LO HE LEÍDO TODO!!! CREÍ Q NO LO CONSEGUIRÍA, PERO ME HABÉIS ENGANCHADO GRACIAS AL CONSEJO DEL HOTEL. NO ESTÁS ORGULLOSA DE MI?

POR CIERTO, QUE CAMBIO DE EDIFICIOS DE LA PARTE ANTIGUA A LA MODERNA, NO?

UN BESO DE VUESTRA FAN NUMBER ONE

LA VECINA dijo...

MIERDA, ERA YO

chesu dijo...

yo también me lo leí todo mientras pensaba, joder esta chica se conoce medio mundo :) ummm ese hotel sales......yo soy capaz de no salir jejeje

Anónimo dijo...

Hola,

Soy la mexicana-brasileña-francesa que os sirvió unos nachos estupendos en un lidisímo restaurante. Creo que sonaba de fondo Luis Miguel, no?

Un besote MUAC